Buscar

The Book Hunter

Estímulos del pensamiento escrito

Categoría

Novela

EL NIÑO QUE ROBÓ EL CABALLO DE ATILA

Dos niños, hermanos, caen en un pozo en mitad del bosque, quedando confinados. Llevan una bolsa de comida para la madre, que no tocan incluso cuando el hambre hace mella en sus cuerpos. A partir de aquí, Ivan Repila construye una fábula que explora muchos aspectos de nuestra esencia como individuos. Le mera supervivencia de los hermanos sirve para desplegar un relato plagado de alegorías y metáforas sobre lo mejor y lo peor de nuestra esencia como especie. La propia supervivencia física queda opacada por todas las cuestiones relacionadas con la ética y la moral que el autor propone, siempre desde una trama tan sencilla que sorprende que no necesite efectistas giros de guión o de vuelcos inesperados con los que mantener el suspense del lector. El autor ambienta una atmósfera que recuerda al cuento popular, trazando un ambiente lóbrego muy folclórico y con sabor añejo, como la historia contada por un abuelo al calor de una chimenea. El lugar y el tiempo en el que la historia ocurre no tiene importancia, otro guiño a la fábula de siempre. El paso de los días va quebrando los frágiles cuerpos y mina la cordura de los protagonistas. Las alucinaciones que brotan en sus mentes son las que sirven para desplegar toda una paleta de alegorías que plantean  reflexiones de lo más diverso sobre la esencia del ser humano. El intercambio de diálogos entre los hermanos pone de relieve la brutalidad de la situación, sin paliativos, en una ambientación que asfixia. Ambos sirven para yuxtaponer caracteres, situaciones y balancear opiniones sobre cómo es la condición humana, en especial en situaciones críticas y extraordinarias. El paso de las semanas metidos en el agujero, infra alimentados a base de gusanos y raíces,  evoluciona el  “yo” interior de ambos personajes, en una lucha de supervivencia espiritual casi por encima de la física, ordenando creencias y pensamientos que van más allá de cada personaje. Por qué no tocan nunca la bolsa de comida de la madre tienen una justificación, que aunque inicialmente pueda parecer enternecedora, al final adquiere tintes dramáticos. La dignidad humana parece cubrirnos en un montón de capas, de las que se nos puede ir desprendiendo hasta despojarnos por completo de ella. Mantenerla depende de nuestra resistencia, capacidad de sacrificio y solidaridad.

Lo mejor: una prosa de gran belleza,  en un estilo que impacta y atrapa por momentos

Lo peor: el mensaje repleto de metáforas y alegorías obliga a una atención excesiva, a un ejercicio de interpretación de lo que el autor quiere plantear que puede minar la atención del lector.

EL SIMPATIZANTE

Jano era el dios romano de las puertas, los comienzos y los finales. Le atribuían -entre otras cosas- la invención del dinero, la navegación, la agricultura y aseguraba buenos finales. Se le representaba con dos caras opuestas. Su capacidad de mirar en dos direcciones y representar personas con aspectos del carácter muy disímiles entre sí, sirve para calificar de janosianos a las personas que son capaces de ver las dos caras de las situaciones. Eso afirma ser –janosiano– el protagonista de El simpatizante, la novela de Viet Thanh Nguyen, ganadora del premio Pulitzer. “Soy un espía, un durmiente, un fantasma, un hombre de dos caras. Tal vez no es sorprendente que yo también sea un hombre de dos mentes. No soy un mutante incomprendido de un cómic o una película de terror, aunque algunos me han tratado como tal. Soy simplemente capaz de ver cualquier problema de ambos lados”. Así comienza el relato de Nguyen, con unas palabras del protagonista similares a las pronunciadas en Un hombre invisible de Ralph Ellison, cuyo protagonista y narrador comparte también  el hecho de no tener nombre. Las primeras páginas dan pronto pistas al lector de que se enfrenta a muchas novelas dentro de la misma, a novela de guerra, de espías, de inmigración, de política y hasta de ideas, una mezcla que por momentos resultará excesiva y confundirá sobre hacía donde pretende dirigir la historia el autor pero que esboza y destierra con ingenio muchos tópicos de la guerra de Vietnam, tantas veces vista en cine y televisión desde una perspectiva 100% estadounidense.  Seguir leyendo “EL SIMPATIZANTE”

Cuánta tierra necesita un hombre es la parábola de Tolstoi sobre la codicia humana, un cuento atemporal y de plena actualidad por culpa del afán consumista que nos envuelve. Gracias a la reedición de Nórdica se puede disfrutar esta lectura, ahora también a través de la excelente versión en cómic del francés Martin Veyron publicada por Norma Editorial. En el caso del cómic, Veyron consigue plasmar de costumbrismo las viñetas, mostrando con acierto el contexto rural tantas veces descrito por los clásicos rusos del XIX y primeros del XX. Escenas paisajistas repletas de bosques, estepas y enormes latifundios, un estilo que a los aficionados al cómic más veteranos les recordará a las ilustraciones de tebeos de los setenta y ochenta que versionaban los clásicos universales de la literatura. La historia es simple: un campesino -llamado Pakhom- oye a su esposa y su hermana discutiendo sobre si se vive mejor en la ciudad o en el campo. Pakhom defiende la posición de su mujer, que afirma que se vive mejor en el campo, pero añade que su única tristeza es que posee poca tierra. ” ¡Si yo tuviera un montón de tierra, no temería a nadie, ni al diablo mismo! “. El diablo, acurrcado detrás de la estufa, oye la declaración orgullosa de Pakhom y decide tentarlo, arrojándolo  a un deseo contínuo de poseer cada vez más tierra y que, como es de esperar, termina de la peor de las maneras. Una ácida crítica sobre la codicia y la avaricia, sobre el deseo permanente que tenemos de no conformarnos con lo que tenemos, de ambicionar siempre más. También sobre la estupidez humana, sobre la falta de inteligencia en la gestión personal, sobre la importancia de saber tomar decisiones y ser consecuente con ellas. Un Tolstoi que parece gritar al mundo que no vale la pena perder nada por quererlo todo, que cundió con el ejemplo llevando una vida altruista y comprometida, obsesionado por repartir entre los más necesitados. Una lectura de la que es difícil salir indemne sin verse reflejado.

MORIR EN PRIMAVERA / PACÍFICO

Morir en primavera es una novela del escritor alemán Ralf Rothman. Pacífico es un cómic de Martin Trystram y Romain Baudy . Las historias que cuentan están escenificadas en la Segunda Guerra Mundial y ambas desde el lado alemán. Dos formatos diferentes, pero que son un canto antibélico de gran belleza, especialmente la novela de Rothman.  Morir en primavera cuenta la historia de dos adolescentes reclutados, casi casualmente, cuando apenas quedan meses para la capitulación alemana. Walter y su amigo Fiete, que hasta entonces habían estado viviendo trabajando en una granja, dedicados a sus quehaceres cotidianos y a rutinas ajenas a la dura realidad de la guerra, son enviados con las SS al frente de Hungría. A partir de ese momento Rothman construye muy sutilmente dos narraciones paralelas. Por un lado irá detallando cómo se desmorona la maquinaria de guerra que sometió a todo un continente, la desmoralización de las tropas, el anquilosamiento de los impotentes mandos y la cada vez más acuciante e inevitable sensación de sálvase quién pueda entre los soldados. Los en otro tiempo bravucones y orgullosos soldados del régimen convertidos en personas corrientes que tienen miedo a morir o a caer prisioneros. Por otro lado la historia principal, la tragedia del protagonista, Walter, envuelto sin quererlo ni entenderlo en una carrera hacía ninguna parte, sin redención posible, ¡cómo tenerla siendo del bando nazi! Seguir leyendo “MORIR EN PRIMAVERA / PACÍFICO”

Se ha reeditado la ópera prima de Juhmpa Lahiri, El intérprete del dolor, gracias a la éxitosa acogida que sus dos últimas novelas – Tierra desacostumbrada y La hondonada – han tenido entre el público hispanoparlante. El título del libro coincide con uno de los nueve relatos – o cuentos – que lo componen, conformando un abanico de emociones y conflictos vinculados a las relaciones humanas con los que muchos podrán sentirse aludidos. Los personajes de los relatos proceden de la comunidad india, pakistaní y bangladeshi instalada en EEUU y muestran muchas situaciones relacionadas con la disyuntiva emotiva que supone nacer, crecer y vivir en un país diferente al de las raíces de tus generaciones precedentes, que se afanan por no perder conexión con sus orígenes. La clave de que Lahiri conecte con todo tipo de público es que, a pesar de la idiosincrasia de esta comunidad, los conflictos emotivos que plantea en los diferentes relatos son universales, por lo que el desamor, las infidelidades, la tolerancia por una cultura diferente, el desarraigo o la añoranza por la tierra de los ancestros son reconocibles y asumidos por cualquier lector. La prosa de Juhmpa me recuerda a la de Khaled Hosseini – Cometas en el cielo, Mil soles espléndidos – y su capacidad para meterse en tu “estómago” cuando de agitar sensaciones se trata, aunque en mi opinión Lahiri abusa en sus descripciones de lo cotidiano, colmando de trazos el pincel con el que dibuja los escenarios en los que ubica a los personajes. La autora exhibe una técnica perfecta, que embriaga en los primeros relatos, pero que puede saturar en algunos momentos. Un peaje que se paga con gusto, porque apenas enturbia la elegancia con la que esta joven autora – ganadora del Pulitzer a los 32 años – describe muchos de nuestros conflictos interiores.

La última novela de John Irving, Avenida de los misterios, es una odisea existencial. Cuenta la historia de un escritor en plena madurez – de salud castigada por las penurias sufridas en la niñez – a través de sus vivencias, jugando con un doble plano argumental de pasado y presente: exitosa vida actual – a pesar de una delicada salud – contra doloroso pasado. Irving hila las dos realidades vividas por el protagonista como si fuera un viaje, secuenciando el paso de niño a adulto, mostrando todo el universo desgarrador asociado a un entorno de orfandad, pobreza, prostitución y miseria, con la presencia  influyente de la iglesia y su vertiente más santera. El escritor protagonista fue un “niño de la basura” mexicano, que consigue salir de un entorno deprimente y miserable gracias, entre otras cosas, a una pasión desaforada por la lectura de los libros que encontraba en el vertedero. La prosa de Irving es elegante y embauca su ritmo, aunque a veces abusa en su dicotomía de universos tan opuestos -absoluta pobreza y vida acomodada – penalizando el interés. La denuncia de la dura vida padecida en la infancia se diluye en unas exageradas setecientas páginas de novela. Lo mejor: está bien desgranada, el estilo es impecable, y la yuxtaposición entre pasado y presente – con heridas imposibles de cerrar – se logra con solvencia. Lo peor: excede su intención de buscar reflexión sobre muchos temas para agitar conciencias e introduce demasiados quiebros en la trama. Una novela que – más allá de que guste – no deja indiferente porque pone de manifiesto que incluso en los escenarios más adversos las personas pueden sobreponerse, salir adelante e incluso tener éxito.

ESTIMADO SEÑOR M

El holandés Herman Koch, encumbrado al Olimpo literario por La cena y Casa de verano con piscina, ve publicada en 2016 la edición en castellano de su última novela, Estimado señor M, dos años después de la original publicada en Países Bajos. Koch propone una novela dentro de una novela, en la que un narrador anónimo se esmera en contar todos los detalles más íntimos de su afamado vecino, el señor M, un escritor que conoció la gloria al publicar  años atrás una novela inspirada en una trágica historia. El relato que encumbró a M es ahora cuestionado por el misterioso narrador, que duda sobre el reputado vecino construyendo una sólida sospecha sobre si tergiversó intencionadamente los hechos para favorecer las ventas del libro.

Seguir leyendo “ESTIMADO SEÑOR M”

LA HABITACIÓN, una novela para reflexionar sobre nuestro modo de trabajar

La habitación es una novela corta, a medio camino entre el cuento, la fábula y un ensayo sobre la burocracia empresarial. Un relato conciso, que deja impronta y genera cierta ansiedad en el intento de buscar la respuesta correcta a lo que plantea su autor, Jonas Karlsson. Y es que lo que subyace en esta historia surrealista queda abierto a la interpretación de cada uno. Para todo el que trabaje en una oficina de una administración pública o de una empresa privada de cierto tamaño, reconocerá en muchos pasajes la naturaleza estéril de la vida que en ocasiones impera por la burocracia ineficiente, presa de la propia estructura inherente al sistema y por la particular interpretación de los que la aplican, muchas veces con poca diligencia. Seguir leyendo “LA HABITACIÓN, una novela para reflexionar sobre nuestro modo de trabajar”

LA GUITARRA AZUL

La guitarra azul es la última y esperada novela de John Banville, Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2015. La emotiva historia de amor de un hombre con la mujer de su mejor amigo, empujado a emprender el camino de la redención interna una vez descubierta la infidelidad.

Un argumento a priori muy trillado, el de las infidelidades amorosas entre amigos, en el que el morbo no es gancho suficiente para atraer al público si no es añadiendo a la trama variantes que impliquen trágicos giros o desenlaces inesperados. Sin embargo, Banville siquiera entra en la trama usando hechos que pudieran justificar una deriva hacia el clásico thriller de suspense, y se centra en la estética narrativa de las emociones de los personajes, especialmente del protagonista que acapara todo el relato en primera persona.  Seguir leyendo “LA GUITARRA AZUL”

Dos años, ocho meses y veintiocho noches

Dos años, ocho meses y veintiocho noches son exactamente mil y una noches, y con ese pequeño ardid en el título Salman Rushdie camufla un particular 2.0 de las famosas historias.

No es que su libro sea una versión del original, sino más bien una historia que en el relato y en sus escenarios evoca irremediablemente a los cuentos que Sherezade contaba cada noche a su marido el sultán Shahriar para salvar la vida. El relato de Rushdie engarza fantasía con realidad situándolo en el futuro de una civilización que ha superado los condicionantes de la fe y la religión. Mezcla criaturas míticas con temas de actualidad, la filosofía y la teología. Por momentos incluso se podría asemejar a una película de Marvel, por el modo en el que mezcla fantasía y realidad. Y como en estas películas, un enfrentamiento taquillero entre el bien y el mal. Porque la novela trata el tema de la lucha de la razón frente a la fe, entre tolerancia y dogmatismo. Rushdie incluso llega a presagiar, a través de sus personajes,  la muerte de los dioses (sean de la religión que sean), cuyos templos serán sustituidos por casinos o centros comerciales. Y todo ello con el permanente poder de la ficción, los sueños y la magia.
Seguir leyendo “Dos años, ocho meses y veintiocho noches”

PUREZA

Pureza es la nueva y esperada novela de Jonathan Franzen, elevado a la categoría de mejor novelista americano de nuestro tiempo por la prensa estadounidense. Con su anterior novela Libertad publicada en 2010, y proclamada por algún sector de la crítica  como la novela del siglo, fue portada de la revista Time que llevaba diez años sin ser protagonizada por un escritor. Seguir leyendo “PUREZA”

EL MARCIANO

El panorama actual del cine, la televisión y la literatura relacionados con ciencia ficción adolece de una notoria escasez de originalidad. Las historias tienden a la uniformidad  buscando asegurar la rentabilidad. Se insiste en lo que funciona y eso se traduce en  tramas poco trabajadas en las que no se aprecia esfuerzo en lo que se cuenta, apostando sin pudor el éxito de la historia a unos efectos especiales cada vez más impactantes y reales. La novela de Andy Weir podría describirse someramente como una historia de ciencia ficción de las de antes. El Marciano insufla un chute de frescura en el saturado mercado de superhéroes, naves colosales y alianzas interestelares. Seguir leyendo “EL MARCIANO”

CHARLOTTE, una novela que no es ni biografía ni poesía, aunque parezca ambas cosas

No se necesita avanzar muchas páginas de esta novela para percatarse que es diferente a cualquier otra que se haya leído previamente. Antes de tomar interés por la historia es muy probable que hayas quedado prendado del peculiar lirismo que el autor exhibe y que impacta contundentemente: el relato está escrito en frases de un renglón, desde la primera hasta la última página. Sencillamente sublime.

David Foenkinos se topó en un museo con los dibujos de una chica judía fallecida durante el Holocausto, y se sintió inmediatamente fascinado por su historia. Foenkinos construye la novela a partir de los datos que logró recopilar sobre la mujer, Charlotte Salomon, una joven artista que murió a la edad de 26 años (embarazada) dejando como legado sus dibujos y pinturas, una obra que ella misma denominó ¿Vida o Teatro?, su sutil e irónica forma de expresar el horror que padeció durante este triste episodio de la historia humana.

Seguir leyendo “CHARLOTTE, una novela que no es ni biografía ni poesía, aunque parezca ambas cosas”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑