Buscar

The Book Hunter

Estímulos del pensamiento escrito

Comerciantes de atención

En 1883 un joven llamado Benjamin Day, propietario de una imprenta, decidió fundar un periódico para ayudar a impulsar sus negocios. No le interesaba tanto el contenido editorial del  mismo, sino que lo hizo alentado por una idea: vendería periódicos mucho más baratos que la competencia incrustando publicidad en sus páginas. Fue, probablemente, el primero que comprendió que sus lectores eran más interesantes como potenciales consumidores de producto que como lectores. La candidez e ignorancia de la población de esa época permitía que se vendieran medicamentos y remedios milagrosos de todo tipo si la publicidad era ingeniosa. Hoy día, las lociones, pociones, dietas y remedios que prometen inevitablemente la juventud perenne, salud o pérdida de peso gracias a antioxidantes, aminoácidos, frutas y bayas exóticas de todo tipo no difieren mucho en la raíz del truco publicitario de aquella época para captar nuestra atención. Si acaso, como devotos de la tecnología somos más susceptibles a creernos que el aire de la suela de una zapatilla es realmente efectiva o que la triple osmosis de un agua embotellada es infinitamente mejor. A pesar de todo nuestro racionalismo y nuestros avances tecnológicos, el potencial para rendirse a los encantos del pensamiento mágico sigue incrustado en nuestra psique. En este libro, Tim Wu, traza un interesante recorrido histórico del poderoso efecto que generan la publicidad y el marketing en nuestras vidas desde hace siglo y medio y de paso alerta de la dominación corporativa de la industria en todos los aspectos de la vida a través de la publicidad. Seguir leyendo “Comerciantes de atención”

La ruta del conocimiento

¿Cómo viajó el conocimiento durante siglos hasta nuestros  días? Con internet como poderosa herramienta globalizadora con la que compartir información (y desinformación) puede ser difícil imaginar cómo se compartía el conocimiento en el mundo antiguo. En el imaginario popular se da por sentado que hubo una conexión ininterrumpida entre los antiguos griegos/romanos y el Renacimiento, pero lo cierto es que en la Edad Media y con el auge del cristianismo se destruyeron bibliotecas y textos filosóficos por ser considerados paganos. Violeta Moller esclarece ese período oscuro destacando las ciudades donde el conocimiento continuó prosperando durante la era medieval, en las que se traducían importantes manuscritos protegidos con esmero mientras en muchos lugares los reducían a cenizas. Pilota su argumentario a través del rastro de las obras de tres eruditos que estudiaron en la antigua Alejandría: el tratado matemático de Euclides, un compendio astronómico de Ptolemeo y los conocimientos de medicina de Galeno. Aunque fueron obras tremendamente inexactas por la época en las que fueron concebidas, influyeron notablemente en los cimientos de las matemáticas, la astronomía y la medicina contemporáneas. Seguir leyendo “La ruta del conocimiento”

Lecturas favoritas: cinco años de Thebookhunter

Thebookhunter cumple cinco años compartiendo, recomendando y reseñando lecturas que, desde la subjetividad del gusto personal, considero propuestas estimulantes que enriquecen el conocimiento del lector curioso, procurando seguir los lemas que elegí para este espacio: Lee, piensa, aprende y Cuánto más sabes más independiente eres. Han sido muchas las reseñas y recomendaciones, por lo que aprovecho la efeméride para listar algunas de las que más me entusiasmaron, si bien solo son un brevísimo muestrario de las que se pueden encontrar navegando por el blog en sus diferentes categorías. Gracias a todos los que seguís Thebookhuter, tanto por la web como por redes sociales. Seguir leyendo “Lecturas favoritas: cinco años de Thebookhunter”

El infinito en un junco

Misteriosos grupos de hombres a caballo recorren los caminos de Grecia. Los campesinos los observan con desconfianza desde sus tierras o las puertas de sus cabañas. La experiencia les ha enseñado que solo viaja la gente peligrosa: soldados, mercenarios y traficantes de esclavos (…) Campesinos, mercenarios y bandidos habrían abierto los ojos con incredulidad al saber lo que buscaban esos jinetes. Libros, buscaban libros. Era el secreto mejor guardado de la corte Egipcia. El Señor de las Dos Tierras daría la vida por conseguir todos los libros del mundo para su gran biblioteca de Alejandría”. Con fragmentos como este comienza El infinito en un junco, un bellísimo canto de amor a los libros y a la vez una inmersión en los anales de la historia humana, la de los primeros textos en los pergaminos que se elaboraban con los juncos que crecían en las riveras del río Nilo. Un ensayo narrativo, cuyo éxito de ventas recuerda (salvando las distancias) al Homo Sapiens de Harari. La autora recluta con rapidez al lector con una narrativa que recuerda lo fascinante que resulta abandonarse al placer de leer,  apoyándose en un buen ejercicio de documentación. Se sumerge en la historia de los primeros textos y de la poderosa e influyente industria creada en torno al papiro confeccionado con los juncos de las riberas del río Nilo, de manera que el lector parece estar surcando los recovecos y meandros del río con una prosa serena, que invita a una lectura plácida y sosegada. Un ensayo narrativo, heterodóxo, en el que se mezcla aventura, análisis, erudición, historia e incluso referencias a películas y personajes actuales, en un intento solvente de conectar pasado y presente, una épica contra el olvido y la destrucción, a la vez que un alegato a la importancia del saber y del conocimiento en toda su amplitud. Seguir leyendo “El infinito en un junco”

Leer la autobiografía de Woody Allen y reconocerlo se ha convertido casi en un acto de valentía, pero su lectura no obliga a un veredicto sobre la moral del cineasta. Se podría pensar que un hombre perseguido por sórdidas acusaciones se esforzaría mucho en endulzar su imagen o en intentar recuperar esos amigos y conocidos de Hollywood que le han dado la espalda, pero se aprecia a un Allen que se dedica a contar su vida con ese particular estilo ingenioso y ocurrente pero también mordaz que lo ha caracterizado siempre, porque sabe que poco o nada puede influir en los que ya se han formado una opinión; por supuesto, da su versión de los hechos sobre el escabroso asunto. Mujeriego empedernido, si llama la atención su poca cintura, en ocasiones, a la hora de  relatar sus experiencias vitales con el sexo opuesto, a las que atufa con el peligroso aroma de la cosificación. A propósito de nada nos muestra el ingenio autocrítico del cineasta y es un puro reflejo de su pedigrí cómico, con un estilo chismoso a la hora de relatar su infancia y juventud, así como la manera en la que llegó a convertirse en director de cine. Su despertar cultural y su amor al cine y al jazz lo debe a su prima Rita, que algo mayor que él, lo llevaba al cine los sábados por la tarde y lo alentaba para escuchar en la radio programas donde sonaba música de Cole Porter o Billy Holiday. La tendencia al auto desprecio y ese histrionismo elocuente del que hace gala en su cine, impregnan cada página y hacen que el lector lo evoque irremediablemente en uno de sus películas. Insiste en desmentir que sea un intelectual y afirma, por el contrario, que aunque posea un físico de apariencia frágil, en su juventud era un fenómeno en los deportes. Lo mejor, redescubrir al escritor por encima del cineasta y disfrutar cuando habla del Nueva York de su infancia y juventud, la intrahistoria de sus películas y anécdotas, el Hollywood de las estrellas glamourosas y el jazz. No cree en el más allá y poco le importa ya si la gente lo recordará  por sus películas o por haber sido acusado de pedófilo, pero cuando muera “quiere que sus cenizas se esparzan cerca de una farmacia”.

El silencio de nuestros amigos

A finales de los años sesenta, los conflictos raciales en Estados Unidos vivían su momento álgido. Las protestas por los derechos civiles se habían traslado a los campus universitarios y los enfrentamientos empezaban a ser violentos. Esta historia retrata los hechos reales ocurridos en la Universidad Sureña de Texas, una universidad históricamente afroamericana, en 1968, un violento episodio racista entre manifestantes afroamericanos y policías blancos, que terminó con el asesinato de un policía, de manera accidental al dispararse el arma de un compañero suyo, y la brutal y desmedida represalia contra los estudiantes negros del campus. Narrado desde la perspectiva de dos familias, una blanca y otra negra, que descubren intereses comunes y que cultivan una estrecha amistad, describe de una manera contundente y desgarradora el martirio que suponía la convivencia en aquel tiempo para las personas de color, en el que superar las barreras raciales era, literalmente, un acto de valor. La familia blanca era la del padre de uno de los coautores del cómic, Mark Long, y la afroamericana, la del editor de The Voice of Hope (la voz de la esperanza) un semanario que luchaba contra la pobreza desde una organización humanitaria. Seguir leyendo “El silencio de nuestros amigos”

Un tambor diferente

En 1957, David Willson, último vástago de una familia que fue propietaria de esclavos, vende un pedazo de su antigua plantación a su criado, Tucker Caliban, a su vez descendiente de un esclavo rebelde. Caliban toma la decisión de romper con sus ancestros y su pasado y, tras salar los campos en los que trabajaron sus antepasados, sacrificar el ganado y quemar su casa, decide salir del estado junto a su familia en un éxodo sin destino y sin razón aparente. Este es el argumento de la novela de Willian Melvin Kelley, una descarnada historia que se desarrolla en el sur profundo, en medio de la hostilidad racial  en la era temprana de los derechos civiles en EEUU y que llama la atención sobre el complicado nexo de opresión, intolerancia, reparación y culpa que heredaron muchos estadounidenses blancos después de la abolición de la esclavitud. Melvin Kelley plantea la narración desde el punto de vista de los testigos del peculiar éxodo, todos ellos blancos, con lo que la novela ofrece un estudio inquebrantable de la psique de las personas blancas de los otrora estados esclavistas del sur con un final que nos devuelve a los horrores del odio racial. Una buena novela rescatada recientemente del olvido, cuyo arrinconamiento en los estantes más apartados de la literatura estadounidense se debió probablemente a que muchos lectores blancos no querían que un escritor negro les dijera lo que pensaban. Seguir leyendo “Un tambor diferente”

El fatal destino de Roma

En plena crisis mundial por la pandemia del COVID-19, el libro de Kyle Harper nos recuerda que la naturaleza, ya sea mediante epidemias o catástrofes naturales, ha hecho tambalearse a las sociedades humanas en algunos momentos de la historia. En concreto, su concienzudo análisis del impacto que tuvieron las enfermedades y el clima en el imperio romano hace dos milenios, supone una novedosa e impactante visión de la fragilidad humana con respecto al medio ambiente, que además se torna en rabiosa actualidad en unos momentos en los que un virus ha puesto en jaque a todo el planeta. Como adelanta en su prólogo: “El fin del Imperio romano es una historia en la que la humanidad y el medio ambiente son indisociables. O, mejor dicho, es un capítulo en la historia de nuestra relación con el medio ambiente que todavía está en fase de desarrollo”. En el año 400 a. C, más de 700.000 personas vivían en Roma, una ciudad con 28 bibliotecas, 856 baños públicos y 47.000 bloques de apartamentos. Era la ciudad más grande del planeta, la joya de un imperio que controlaba la vida de una cuarta parte de la población mundial. Y, sin embargo, en pocas décadas, este imperio asombrosamente exitoso se derrumbó estrepitosamente y la llamada ciudad eterna, quedó reducida a solo unos 20.000 moradores. Los historiadores se han sentido intrigados durante décadas por la regresión más grande en toda la historia humana, entre ellos Harper, que utilizando datos de geología y evidencia genómica, ofrece una nueva y convincente visión del destino de Roma, argumentando que fue “el triunfo de la naturaleza sobre las ambiciones humanas” la principal causa de su desmoronamiento.

Seguir leyendo “El fatal destino de Roma”

La cólera

Borges fue un enamorado de los clásicos griegos que prefería la Odisea a la sangrienta Ilíada porque “gracias a mi desconocimiento del griego, la Odisea es para mí no tanto un libro como una entera biblioteca”, y es que los textos clásicos antiguos pueden desdoblarse en varios libros según los distintos intérpretes y las distintas épocas. Ese pensamiento es el que me asaltó después de deleitarme con la maravillosa La Cólera, en el que de nuevo los héroes y dioses de Homero tan lejanos en el tiempo resultan asombrosamente familiares y la historia se desdobla en un auténtico alarde de originalidad. La obra de Santiago García y Javier Olivares es una gozada que no se limita a ser una enésima versión de la Ilíada, sino una fábula rompedora que usa al clásico como fuente de inspiración sobre el que montar un alegato pacifista y feminista. Cierto es que comienzo y final de La Cólera reflejan pasajes del original, pero todo lo que ocurre por el camino es un reflejo tremendamente actual de los desiguales conflictos éticos de la sociedad presente. La retirada del invencible Aquiles a su tienda, renunciando a seguir luchando bajo las órdenes de Agamenón, es el primer suceso de la Ilíada de Homero. Es cuando Santiago García toma las riendas de un guión disruptivo, en el que Aquiles se presenta bajo la dualidad hombre-mujer y plantea el debate sobre el sinsentido de la guerra y sus temibles consecuencias. El aparente guerrero cruel e implacable es en realidad, en su versión femenina, una persona sensible que prefiere gozar de lo cotidiano y de lo mundano, de entregarse al placer de la vida sin conflictos ni violencia: no concibe muerte gloriosa que supere la belleza de la vida.

Seguir leyendo “La cólera”

El cuerpo humano, guía para ocupantes

Byll Bryson puede jactarse de ser uno de los mejores divulgadores científicos siendo periodista y escritor. No es que todos sus libros versen sobre ciencia (empezó escribiendo sobre viajes y lengua inglesa) pero su Breve historia de casi todo es un libro que debería ser lectura obligatoria, y con su nuevo El cuerpo humano, una guía para ocupantes, logra el objetivo de hacer por el cuerpo humano lo que su Breve historia…hizo por la ciencia, acercarnos a un conocimiento profundo de nuestra fisiología mediante un estilo que atrapa, un lenguaje accesible y la dosis justa e interesante de información. Ha hecho un doctorado en artículos, ha entrevistado a un considerable número de médicos y biólogos y ha leído una biblioteca de libros divirtiéndose en el proceso, lo que se traduce en un texto apasionante al ritmo de su elegante prosa repleta de chistes, anécdotas curiosas e ironía. Si compráramos todos los materiales de los que está hecho nuestro organismo y fuéramos capaces de “ensamblar” un humano en nuestro garaje, ¿cuánto costaríamos? Pues Bryson le pone precio a los materiales que nos componen (con la dosis adecuada de cada uno) y la cifra es de 110.000 euros. Bryson tiene la virtud de ser un excelente contador de historias, por lo que el libro parece un compendio de cuentos maravillosos, un recorrido por el interior de nuestro organismo en una especie de tour alucinante contado por un experto guía que además es divertido.  Seguir leyendo “El cuerpo humano, guía para ocupantes”

Hablar con extraños

La gente solo ve de nosotros lo que queramos que vea. Por eso, los espías parecen personas leales, los mentirosos parecen honestos y la gente nerviosa puede parecer culpable. Nuestra cara y gestos faciales no son una guía tan confiable como creemos, o por decirlo en palabras del Hamlet de Shakespeare, “uno puede sonreír y ser un villano”. Qué debemos saber sobre las personas que no conocemos es el propósito de Malcom Gladwell en su nuevo libro, aunque no hallaremos respuestas fáciles, sino más bien un muestrario de comportamientos imprevisibles de personas que aparentemente, ahí está la clave, no hacían sospechar que pudieran reaccionar de una manera determinada en situaciones concretas. Gladwell, cuya fama se ha cimentado por su capacidad de desarrollar ideas complejas de manera sucinta y clara, vuelve a exhibir esa escritura fácil a la hora de explicarnos sus teorías, con la que ganó una merecida y brillante reputación como articulistas antes de su exitosa trayectoria literaria.

Usa el ejemplo de una joven negra llamada Sandra Bland para mostrar de qué va su libro. En Texas, en 2015, Bland fue detenida por una infracción de tráfico por un policía llamado Brian Encinia. El encuentro degeneró rápidamente en una discusión, cuando el agente terminó exigiéndole que saliera del coche, solicitó refuerzos y la arrestó ante la supuesta actitud hostil de la mujer, que no fue tal y que simplemente trataba de entender por qué aquel policía la había parado. Días después Bland fue encontrada muerta en su celda. Seguir leyendo “Hablar con extraños”

Utopía para realistas

Siguiendo la estela de autores como Paul Mason (Postcapitalismo) o  Naomi Klein (con varios de sus libros de temática similar), Utopía para realistas, del  historiador holandés Rutger Bergman, engorda la creciente lista de textos que exigen una reestructuración radical de la economía y del modo de vida capitalista. Utopía pare realistas reclama que se instauren políticas progresistas más audaces en un texto ante todo optimista, bien planteado en muchos tramos, con tres propuestas principales como son: la renta básica universal, la semana laboral de quince horas y un mundo sin fronteras. A pesar de estar aparentemente bien cimentadas en su argumentario, la sensación final es que carecen de una perspectiva más amplia o más profunda de los aspectos que critican del estatus actual económico para proponerlas como soluciones 2.0 del capitalismo. La crisis global del capitalismo de 2008 no consiguió afianzar la determinación de políticas de izquierdas que sacaran más rédito de la situación y que impulsaran un cambio de paradigma, pero la búsqueda de soluciones como las de Bergman suena definitivamente a utópicas. Quizás de ahí su contundente e intencionado título. Seguir leyendo “Utopía para realistas”

El escultor

Scott McCloud es uno de los divulgadores y teóricos más célebres del mundo del cómic. Con su excepcional El Escultor, cruza la frontera y se viste de autor para crear una obra profunda y realmente notable. La trama sobre la que construye esta fábula moderna se basa en el mito de la leyenda alemana de Fausto, inspiración de multitud de obras literarias y cinematográficas para crear ficción: un erudito de gran éxito, pero también insatisfecho con su vida, hace un trato con el diablo, intercambiando su alma por el conocimiento ilimitado y los placeres mundanos. McCloud da un giro de tuerca, usando como protagonista “faústico” a un joven y prometedor escultor, que tiene ante sí la oportunidad de hacer un trato con la muerte: a cambio de dotarle de una capacidad increíble en sus manos para esculpir y crear cualquier cosa que se le ocurra, solo tendrá doscientos días más de vida. Desde ese mismo momento McCloud introduce en el lector la gran pregunta: ¿qué estarías dispuesto a sacrificar a cambio de poder desarrollar al máximo tu principal talento? Porque Scoot no dirige al foco a “qué harías a cambio del éxito, riqueza o poder”, sino hasta dónde llegarías con tal de poder expresarte o desarrollarte en aquello que más te apasiona.  El uso cuidadoso de lo fantástico por parte de McCloud le permite además explorar y mantener el enfoque en las emociones propias del amor de juventud o en problemas como la depresión, la ambición frustrada o la aceptación social. Seguir leyendo “El escultor”

Repensar la pobreza

La gente pobre es igual que el resto en casi todo. No es menos racional y tiene los mismos deseos y debilidades que una persona con recursos, pero está condenada a un esfuerzo mucho mayor de sus habilidades, voluntad y compromiso para salir adelante. Algo tan básico como el acceso a comida se convierte en un muro casi infranqueable a diario, lo que da lugar a sorprendentes mecanismos en el desarrollo personal y colectivo de una economía de la pobreza que no tiene nada que ver con una economía pobre, aunque pueda parecer lo mismo. La tendencia a reducir a los pobres a un conjunto de clichés impide comprender sus problemas reales. Las políticas gubernamentales destinadas a ayudarles muchas veces fracasan porque descansan en suposiciones falsas sobre sus circunstancias y su conducta. Esa es la clave para los autores, Abhijit V. Banerjee y Esther Duflo (economistas del MIT y ganadores de Nobel de Economía)  para poder aplicar con éxito políticas destinadas a erradicar la pobreza. Ambos invitan a dejar de lado “la sensación de que la lucha contra la pobreza es demasiado abrumadora y a empezar a pensar en ella como un conjunto de problemas específicos que, una vez identificados y comprendidos, pueden ser resueltos de uno en uno”. No existe una única medicina para todo, por lo que tampoco hay una única solución para este problema. Este libro ofrece unas cuantas lecciones útiles que habría que tener en cuenta para diseñar los programas adecuados que ayuden a erradicar la pobreza. Seguir leyendo “Repensar la pobreza”

Las leyes del Serengeti

La mayoría de los científicos buscan continuamente respuestas a todo tipo de preguntas, ¿qué ha provocado esto?, ¿qué causa una determinada enfermedad? en definitiva, qué causas activan cualquier fenómeno. No obstante, no hace falta ser científico para cuestionarse muchas cosas, como por ejemplo, ¿cómo se regula la vida en el planeta?, es decir, cómo las poblaciones de seres vivos, especialmente las animales, encuentran siempre el equilibrio necesario para sobrevivir. ¿Por qué si hay muchos herbívoros en un determinado ecosistema, y por tanto alimento para depredadores,  no crece el número de estos de manera sustancial o incluso desproporcionada? Sean B. Carrol se hizo esta pregunta la primera vez que visitó el famoso parque natural africano del Serengeti y a partir de ahí se propuso buscar respuestas, escribiendo un libro audaz sobre cómo funciona la vida en la Tierra.

Carroll es uno de los grandes de la biología actual, profesor de biología molecular y genética en la Universidad de Wisconsin, vicepresidente del departamento de educación científica del Howard Hughes Medical Institute y finalista del National Book Award entre otros. La idea de que nuestro planeta es un sistema vivo y autorregulado no es nueva, pero lo que hace Carrol en este libro es razonar y describir las seis leyes concretas que rigen el funcionamiento de ese supraorganismo global que pueden agruparse en dos afirmaciones fundamentales: “Primero: “igual que existen leyes que determinan la cantidad de moléculas que ha de haber en nuestro cuerpo, existen otras leyes que determinan la cantidad de animales y plantas que deben de existir sobre la Tierra. Segunda: las leyes que regulan la vida a escala humana son las mismas que regulan la vida a escala planetaria“. Seguir leyendo “Las leyes del Serengeti”

Lo mejor del cómic en 2019

Aquí va la lista de los mejores cómics de 2019, aunque sería más apropiado decir  “mis novelas gráficas preferidas del año”, ya que el espectro en el que baso la lista es limitado (mis propias lecturas), así como mis preferencias dentro del género. Eso sí, varios de los referenciados en la lista copan este año las alabanzas de la crítica. El orden es aleatorio, aunque en el caso de los dos primeros tengo mis dudas sobre qué obra es la mejor del año: Seguir leyendo “Lo mejor del cómic en 2019”

El río de la conciencia

Cuando Oliver Sacks murió en 2015, el mundo no solo perdió un formidable ensayista con una capacidad excepcional para conectar la ciencia con muchas facetas de la vida, también un sabio en el sentido más elemental. El río de la conciencia es una colección de mini ensayos que resumen perfectamente la sensibilidad intelectual y filosófica de este divulgador médico, escritos con la valentía y la contundente integridad que lo caracterizaron. Aunque varios de los ensayos de esta colección aparecieron anteriormente en The New York Review of Books (el libro está dedicado al difunto Robert Silvers, su editor de toda la vida), se leen como si hubieran sido escritos como uno solo. Contienen reflexiones sobre la evolución de la vida y la evolución de las ideas, sobre el funcionamiento de la memoria, el proceso de conciencia y la naturaleza de la creatividad, junto con los exámenes de sus propios errores y su “conciencia” sobre la enfermedad que lo mató. Es un volumen inmensamente satisfactorio que puede ser leído por los que leen por primera vez a Sacks como una introducción a la obra de un autor de una amplitud inusual del conocimiento. Fiel a su estilo, nos llevan suavemente y calurosamente a los laberintos de la psicología y a la rareza de la ciencia sin perdernos en el camino. Seguir leyendo “El río de la conciencia”

Sobre los huesos de los muertos es una novela de la reciente Premio Nobel de Literatura, Olga Tokarczuk, una amalgama de thriller, comedia y tratado político que refleja el gran intelecto de la autora y una sensibilidad sobre diversos temas actuales un tanto anárquica. Janina es una ingeniera de caminos retirada que enseña inglés en una escuela rural polaca. Cuando la rutina del pueblo se ve sacudida por una serie de asesinatos que tienen como víctimas a cazadores furtivos, la mujer, apasionada de la astrología y defensora de los animales intentará resolver por su cuenta los misteriosos crímenes. Una novela policiaca con mensaje ecologista en el que la ganadora del Nobel despliega una prosa espectacular y hace alarde de una técnica de escritura exquisita, pero al servicio de una historia soporífera y que aburre sin remedio. Para cuando la protagonista, Janina, decide tomar cartas en el asunto, el lector ha consumido más de la mitad de la novela esperando a que la trama se agilice, ralentizada en desgranar hasta la extenuación las rarezas astrológicas de la protagonista, su obsesión por la poesía de Willian Blake y su disección del entorno vecinal y natural en el que se mueve, espesando el ritmo del thriller. Hay quién dice que “el que escribe una novela para solo saber quién es el asesino” está desperdiciando el tiempo, que tiene que haber algo más detrás que sostenga el relato. La novela de Olga Tokarczuk no se limita a buscar quién es el asesino. Es una fábula existencialista con toques feministas y un homenaje camuflado a la poesía, pero la mezcla del género detectivesco con el costumbrismo rural no cuaja. Se centra en exceso en cuestiones existenciales que alienten el debate y agiten la conciencia del lector: ¿Qué significa ser humano y qué es ser animal? ¿Por qué matar un venado es deporte y a un ser humano es asesinato? ¿Y si elevamos los derechos de los animales al de los humanos, estarían sujetos a las mismas leyes? Porque si decimos que un animal ha sido asesinado, ¿podríamos igualmente acusarlo de asesinato? Aunque el desenlace se asemeja al típico desenmarañado de las pistas de una novela de Agatha Christie, solo la magnifica prosa de la autora sostiene la atención del relato, cuya lectura deja cierta sensación agridulce al final y empuja constantemente a la disyuntiva ¿obra maestra o Seguir leyendo “Sobre los huesos de los muertos”

El planeta inhóspito

Que el medioambiente que nos rodea está afectado por la acción directa del ser humano es algo que ya conocemos todos. El clima se ha vuelto extraño y poco predecible, precisamente cuándo más herramientas tenemos para pronosticarlo, las capas de hielo se están derritiendo y la lista de especies animales en peligro de extinción no para de engordar. Sabemos que nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, si son imprudentes o lo suficientemente valientes para reproducirse, se enfrentaran a ciudades costeras desaparecidas, tormentas cada vez más virulentas y catastróficas, incendios masivos y sequías que arruinarán extensas áreas de terreno. Digamos que hay un sentido general de todo eso que se nos cuenta, pero  ¿entendemos realmente la escala de lo que nos viene? Ese es el objetivo del libro de David Wallace-Wells, diseccionarnos con precisión -añadir que catastrofista se quedaría corto- las consecuencias que sufriremos si no tomamos medidas, reales, globales y mastodónticas, al respecto. Porque el quid de la cuestión  es que según él no calibramos la magnitud del problema, que es “peor, mucho peor, de lo que crees“. Seguir leyendo “El planeta inhóspito”

Frankenstein en Bagdag

Hace dos siglos que Mary Shelley dio vida en su novela a Frankenstein y desde entonces se han sucedido versiones literarias y las más recientes cinematográficas para transformarlo en un mito del terror. El iraquí Ahmed Saadawi bebe de la original idea del cuerpo fabricado por retales de otros cobrando vida, pero ahí acaban los paralelismos. Su magnífica novela se convierte en una audaz y mordaz crítica a la guerra, ayudado por el surrealismo de un Frankenstein sin el cuál no se podría explicar tan bien los mensajes que el autor consigue incrustar en el relato. La historia se sitúa en el Bagdag ocupado por los estadounidenses después de la derrota de Sadam, en el que la gente trata de recobrar su vida cotidiana de la mejor manera posible, entre atentados con bombas e inmolaciones de suicidas casi diarios. En una atmósfera de degradación y fracaso moral, prosperan los buscavidas, los corruptos y los arribistas frente a los que simplemente se ha dejado llevar, frustrados y resignados por el daño, el terror y la destrucción de años de conflictos. Esa gente que simplemente aspira a una cotidianidad tranquila, en la que los problemas principales sean la búsqueda de un trabajo, una vivienda digna, una escuela para los niños y las alegría y tristezas derivadas de las relaciones personales. Saadawi consigue pintar esas dos caras de la ciudad y las conecta mediante el ser sobrenatural de una manera tan original como efectista. Seguir leyendo “Frankenstein en Bagdag”

Hábitos atómicos

Caminamos por un tiempo en el que todo el mundo parece ansiar ser famoso o rico, o ambas cosas. Pocos lo consiguen, y entre las personas que persiguen parámetros de éxito no necesariamente vinculados a la riqueza o la celebridad, un elevado porcentaje siente que no lo logra. Cierto es que, entre las razones, se oculta la personalidad, el carácter, el esfuerzo y el talento de cada uno, pero autores como James Clear creen que se debe a que no crearon hábitos de apoyo como benefactores en la construcción del camino hacia una vida mejor. De eso versa este libro, de los hábitos, aunque su particular título pueda confundir al potencial lector sobre la temática. No, no es un libro de física nuclear, sino uno más en la oferta de libros con temática de mejora personal, porque podemos encuadrarlo a medio camino entre la guía de autoayuda y el de mejora de productividad. Nada más comenzar, Clear asocia su titulo a la temática del texto, definiendo qué significa “atómicamente” (una cantidad extremadamente pequeña de una cosa) y “hábito” (una rutina o práctica realizada regularmente).

Ya subí un artículo relacionado con los hábitos (pincha aquí ) en el que además recomendaba varios títulos para el que estuviera interesado en el asunto. Poco más añade este libro de James Clear sobre el fondo de lo que escribí, si bien, aporta nuevos mecanismos de ayuda para el que se propone, sin conseguirlo, cómo introducir nuevos hábitos en su vida diaria y que tienen que ver con su particular concepción de estos: la atomización de nuestras rutinas. Seguir leyendo “Hábitos atómicos”

Mayormente despejado

Es muy habitual aprovechar los meses de verano para elegir la lectura de libros ajenos a nuestros habituales criterios de selección, tratando de encontrar, en el solaz del descanso, un mayor grado de diversión. Bajos estos parámetros, nos deja muy gratamente sorprendido la ópera prima del prometedor Pablo Reina González, un “sevillano descafeinado”, con un sentido del humor extraordinariamente inteligente (aunque quizás esto sea una redundancia) y una prosa hábilmente subordinada que nos conduce a través de comparaciones y epítetos altamente hilarantes. Empezando con una cita de Salinger “lo que más me gusta de un libro es que te haga reír un poco de vez en cuando”, se establece una auténtica declaración de intenciones, que se convierte en una realidad a lo largo de la obra. Se trata de un libro de difícil encuadre temático por cuanto que, partiendo de una estructura esencialmente autobiográfica, que sitúa al lector en una posición inmejorable para compartir con el autor sus risas sobre sus propios avatares vitales, se introduce en parte en el género de la literatura de viajes, describiendo andanzas por Vancouver, Quito, Las Vegas, Moscú, Nueva York, San Francisco… como un viajero al que, para sumergirse en lo más profundo de los destinos, no le gusta confraternizar con las colonias hispanas que allí se encuentra. Seguir leyendo “Mayormente despejado”

Nunca te pares

En una tiempo en el que parece que solo existen grandes compañías tecnológicas o gigantes de la distribución del consumo, este libro nos recuerda que hubo una época en la que se crearon grandes empresas y marcas desde la nada y de manera muy distinta a la actual concepción de los negocios y el ecosistema laboral. Phil Knight es el fundador de la marca deportiva Nike. En esta biografía, centrada en la primera etapa de la historia de la famosa compañía (entre 1962 y 1980), se fusionan recorrido profesional y personal, ya que resulta imposible separar ambas facetas en un hombre, que como otros ejemplos de célebres empresarios, hicieron de su trabajo su vida y viceversa. El texto tiene un estilo muy particular en el relato, pues da la sensación de que todo sucede como si el lector viajara con Knight en el asiento delantero del coche mientras este cuenta su trayectoria vital, desde que le pidió prestados cincuenta dólares al padre para comenzar una compañía de calzado deportivo hasta conseguir ser una de las compañías mas grandes y rentables del mundo. Warren Buffet mencionaba a Knight en su carta a los accionistas del año 2016, diciendo que  “Phil es un tipo muy sabio, inteligente y competitivo que también es un narrador talentoso.” Para Knight todo comenzó con un pensamiento que le venía una y otra vez a la cabeza ¿Y si hubiera una manera, sin ser atleta, de sentir lo que sienten los atletas? ¿Jugar y entrenar todo el tiempo, en vez de trabajar? Si no la había, ¿Cómo podía disfrutar tanto del trabajo que se convirtiera esencialmente en lo mismo? Seguir leyendo “Nunca te pares”

Espía y traidor

Ben Macintyre vuelve a bordar un riguroso ensayo sobre el mundo del espionaje durante el período de la Guerra Fría. Lo hace además con su particular estilo narrativo, que consigue que el relato de los acontecimientos históricos parezca una trepidante novela del género de espías que hicieron popular escritores como Le Carré o Frederick Forsyth.

El procedimiento para que el Servicio Secreto Británico activara el plan de extracción de su hombre era fácil: en Moscú, el marido de un matrimonio de espías ingleses acudía a comprar pan los martes a las 19:30 a una panadería ubicada junto a un complejo diplomático de la capital rusa. Si alguna vez veía a un hombre (cuyo rostro no conocía) vestido con una gorra gris y portando una bolsa de plástico de los supermercados Safeway (en los años 80 en Rusia era altamente improbable, por no decir imposible, que alguien llevara una bolsa de plástico con logos extranjeros), debía pasar delante de él comiéndose una barrita de chocolate Mars (siempre llevaba una en el bolsillo y llegó a tener tantas sin usar que se ponían rancias). Era la señal acordada para confirmar que recibían el mensaje y que debían activar la fuga del hombre de la bolsa de Safeway y de su familia, el espía británico más importante de la Guerra Fría. Oleg Gordievsky, el tipo de la bolsa y la gorra gris, engañó durante once años a sus colegas del KGB y espió para el MI6. Sigue vivo, viviendo bajo un nombre falso en una casa segura de un anodino barrio de Inglaterra. Fue distinguido en el año 2007, durante las celebraciones del cumpleaños de la reina Isabel y entregado por ella misma, con la Orden de San Miguel. Seguir leyendo “Espía y traidor”

Entre la considerable cantidad de lecturas que en los últimos años se centran en predecir el catastrófico futuro de la humanidad, bien sea por el incontrolable desarrollo tecnológico que provocaría (entre otras cosas) que los robots nos exterminaran o que el daño medioambiental que infringimos al planeta sea irreparable e irreversible, encuentro el refrescante  En el futuro, perspectivas para la humanidad, del reputado científico y astrónomo Martin Rees. En su caso, más que criticar a los catastrofistas o alinearse con los más optimistas, precisamente por el grado de desarrollo que experimenta la humanidad, adopta una interesante posición equidistante para disertar con rigor y proponer argumentos constructivos, dejando claro que ese buen futuro que él visualiza es posible siempre y cuando estemos dispuestos a utilizar sabiamente la ciencia y tecnología que actualmente desarrollamos, lo que pasa por trabajar colectivamente y con sentido común.
El enfoque humano hacia el futuro suele ser cortoplacista a ojos de los gobernantes, siempre preocupados por su permanencia en el poder, lo que conduce a debates polarizadores con retórica alarmista y un pesimismo que normalmente se basa en desinformación. La mejor manera de eludir los riesgos distópicos que muchos vaticinan es pensando de manera racional y global a largo plazo, para lo cual líderes de opinión y científicos deberían colaborar activamente en todas las disciplinas. Para Rees eso pasa por no perder de vista donde estamos y de dónde venimos, por no cegarnos exclusivamente en el desarrollo tecnológico (sí, ese que nos llevará a colonizar otros planetas, por ejemplo) dando de lado, paradójicamente, a la multitud de problemas a los que se enfrenta el mundo actual. Prepararse para el futuro sabiendo cuáles son los errores pasados y actuales, en un acto de equilibrio global que negocie el desarrollo de la tecnología necesaria para abordar los desequilibrios de la pobreza, soluciones al cambio climático y a los conflictos bélicos. Eso no significa que haya que pisar el freno del desarrollo tecnológico, sino redirigirlo focalizando la atención en científicos e ingenieros y menos en políticos e intereses empresariales. La gran pregunta es cómo hacerlo con un grado óptimo y eficaz de cooperación internacional.
Un libro persuasivo, estimulante y riguroso, impregnado de un emotivo esfuerzo del autor por apelar al sentimiento de responsabilidad: ¿queremos pasar a la historia como la generación que fue consciente de los problemas que estaba creando y no hizo nada?

Blog de WordPress.com.

Subir ↑