Buscar

The Book Hunter

Estímulos del pensamiento escrito

Categoría

Historia

La ruta del conocimiento

¿Cómo viajó el conocimiento durante siglos hasta nuestros  días? Con internet como poderosa herramienta globalizadora con la que compartir información (y desinformación) puede ser difícil imaginar cómo se compartía el conocimiento en el mundo antiguo. En el imaginario popular se da por sentado que hubo una conexión ininterrumpida entre los antiguos griegos/romanos y el Renacimiento, pero lo cierto es que en la Edad Media y con el auge del cristianismo se destruyeron bibliotecas y textos filosóficos por ser considerados paganos. Violeta Moller esclarece ese período oscuro destacando las ciudades donde el conocimiento continuó prosperando durante la era medieval, en las que se traducían importantes manuscritos protegidos con esmero mientras en muchos lugares los reducían a cenizas. Pilota su argumentario a través del rastro de las obras de tres eruditos que estudiaron en la antigua Alejandría: el tratado matemático de Euclides, un compendio astronómico de Ptolemeo y los conocimientos de medicina de Galeno. Aunque fueron obras tremendamente inexactas por la época en las que fueron concebidas, influyeron notablemente en los cimientos de las matemáticas, la astronomía y la medicina contemporáneas. Seguir leyendo “La ruta del conocimiento”

El infinito en un junco

Misteriosos grupos de hombres a caballo recorren los caminos de Grecia. Los campesinos los observan con desconfianza desde sus tierras o las puertas de sus cabañas. La experiencia les ha enseñado que solo viaja la gente peligrosa: soldados, mercenarios y traficantes de esclavos (…) Campesinos, mercenarios y bandidos habrían abierto los ojos con incredulidad al saber lo que buscaban esos jinetes. Libros, buscaban libros. Era el secreto mejor guardado de la corte Egipcia. El Señor de las Dos Tierras daría la vida por conseguir todos los libros del mundo para su gran biblioteca de Alejandría”. Con fragmentos como este comienza El infinito en un junco, un bellísimo canto de amor a los libros y a la vez una inmersión en los anales de la historia humana, la de los primeros textos en los pergaminos que se elaboraban con los juncos que crecían en las riveras del río Nilo. Un ensayo narrativo, cuyo éxito de ventas recuerda (salvando las distancias) al Homo Sapiens de Harari. La autora recluta con rapidez al lector con una narrativa que recuerda lo fascinante que resulta abandonarse al placer de leer,  apoyándose en un buen ejercicio de documentación. Se sumerge en la historia de los primeros textos y de la poderosa e influyente industria creada en torno al papiro confeccionado con los juncos de las riberas del río Nilo, de manera que el lector parece estar surcando los recovecos y meandros del río con una prosa serena, que invita a una lectura plácida y sosegada. Un ensayo narrativo, heterodóxo, en el que se mezcla aventura, análisis, erudición, historia e incluso referencias a películas y personajes actuales, en un intento solvente de conectar pasado y presente, una épica contra el olvido y la destrucción, a la vez que un alegato a la importancia del saber y del conocimiento en toda su amplitud. Seguir leyendo “El infinito en un junco”

El fatal destino de Roma

En plena crisis mundial por la pandemia del COVID-19, el libro de Kyle Harper nos recuerda que la naturaleza, ya sea mediante epidemias o catástrofes naturales, ha hecho tambalearse a las sociedades humanas en algunos momentos de la historia. En concreto, su concienzudo análisis del impacto que tuvieron las enfermedades y el clima en el imperio romano hace dos milenios, supone una novedosa e impactante visión de la fragilidad humana con respecto al medio ambiente, que además se torna en rabiosa actualidad en unos momentos en los que un virus ha puesto en jaque a todo el planeta. Como adelanta en su prólogo: “El fin del Imperio romano es una historia en la que la humanidad y el medio ambiente son indisociables. O, mejor dicho, es un capítulo en la historia de nuestra relación con el medio ambiente que todavía está en fase de desarrollo”. En el año 400 a. C, más de 700.000 personas vivían en Roma, una ciudad con 28 bibliotecas, 856 baños públicos y 47.000 bloques de apartamentos. Era la ciudad más grande del planeta, la joya de un imperio que controlaba la vida de una cuarta parte de la población mundial. Y, sin embargo, en pocas décadas, este imperio asombrosamente exitoso se derrumbó estrepitosamente y la llamada ciudad eterna, quedó reducida a solo unos 20.000 moradores. Los historiadores se han sentido intrigados durante décadas por la regresión más grande en toda la historia humana, entre ellos Harper, que utilizando datos de geología y evidencia genómica, ofrece una nueva y convincente visión del destino de Roma, argumentando que fue “el triunfo de la naturaleza sobre las ambiciones humanas” la principal causa de su desmoronamiento.

Seguir leyendo “El fatal destino de Roma”

Espía y traidor

Ben Macintyre vuelve a bordar un riguroso ensayo sobre el mundo del espionaje durante el período de la Guerra Fría. Lo hace además con su particular estilo narrativo, que consigue que el relato de los acontecimientos históricos parezca una trepidante novela del género de espías que hicieron popular escritores como Le Carré o Frederick Forsyth.

El procedimiento para que el Servicio Secreto Británico activara el plan de extracción de su hombre era fácil: en Moscú, el marido de un matrimonio de espías ingleses acudía a comprar pan los martes a las 19:30 a una panadería ubicada junto a un complejo diplomático de la capital rusa. Si alguna vez veía a un hombre (cuyo rostro no conocía) vestido con una gorra gris y portando una bolsa de plástico de los supermercados Safeway (en los años 80 en Rusia era altamente improbable, por no decir imposible, que alguien llevara una bolsa de plástico con logos extranjeros), debía pasar delante de él comiéndose una barrita de chocolate Mars (siempre llevaba una en el bolsillo y llegó a tener tantas sin usar que se ponían rancias). Era la señal acordada para confirmar que recibían el mensaje y que debían activar la fuga del hombre de la bolsa de Safeway y de su familia, el espía británico más importante de la Guerra Fría. Oleg Gordievsky, el tipo de la bolsa y la gorra gris, engañó durante once años a sus colegas del KGB y espió para el MI6. Sigue vivo, viviendo bajo un nombre falso en una casa segura de un anodino barrio de Inglaterra. Fue distinguido en el año 2007, durante las celebraciones del cumpleaños de la reina Isabel y entregado por ella misma, con la Orden de San Miguel. Seguir leyendo “Espía y traidor”

Leonardo da Vinci

Si se oye la palabra Renacimiento se piensa, casi sin dudar,  en Leonardo da Vinci. Si se piensa en él, casi inmediatamente se recuerda la Mona Lisa. En el Renacimiento hubo muchos artistas excepcionales además de Da Vinci, por lo que relegarlos instantáneamente a un segundo plano es tan injusto como que a Leonardo se le conozca básicamente por la Mona Lisa, cuando fue un genio capaz de destacar en muchas facetas, más relevantes incluso que la de pintor. En 1501, la duquesa de Mantua -inmensamente rica y mecenas del arte-, pidió a un fraile que actuara como intermediario ante Leonardo, desesperada porque le hiciera un retrato. Cuando el hombre lo visitó en Florencia, encontró un estilo de vida “incierto e irregular” en el que “los experimentos matemáticos han absorbido sus pensamientos completamente, hasta el punto que no puede soportar la vista de un pincel“; aunque el fraile finalmente logró un compromiso por parte de Da Vinci, pasaron tres años sin comenzar a pintarla, por lo que ella cambió de táctica y le pidió una pintura de Jesús. Incluso así, él no accedió. Una anécdota que resume el espíritu de Leonardo y su poca predisposición a pintar, a pesar de que hoy día se le reconozca más entre el público general por esa faceta que por su talento para la ciencia y la ingeniería. Da Vinci se debatió toda la vida entre su resistencia a inclinarse a los clientes ricos y el de cumplir con los compromisos que aceptaba para poder vivir. Un hombre obsesionado por la ciencia y las matemáticas, que consumía su tiempo dedicado a la ingeniería, arquitectura, cartografía, estrategia militar o anatomía. ¿Fue la multitarea la culpable de que no pudiera lograr más cosas con su talento?

Seguir leyendo “Leonardo da Vinci”

Factfulness

Hans Rosling ejerció su profesión de médico durante décadas, tratando enfermos de poblaciones desfavorecidas de África y Asia al principio de su carrera profesional, posteriormente desarrollando tareas investigadoras y en los últimos años como divulgador y aclamado conferenciante. En todos esos años fue percibiendo que la visión que la gente tiene sobre el mundo es monolítica y que es difícil de cambiar porque tiene que ver con cómo funciona nuestro cerebro. No solo los habitantes de los países y regiones más desarrolladas tienen una concepción repleta de prejuicios y clichés de los “otros” -como automática y desafortunadamente piensa el occidental cuando habla de los menos favorecidos-, sino que los propios habitantes de las zonas con un nivel de vida inferior también muestran una visión “distorsionada” del mundo. Guerra, violencia, desastres naturales, corrupción. Las cosas van mal y parece que empeoran cada vez más. Los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres; el número de pobres no deja de crecer y nos quedaremos sin recursos naturales a menos que hagamos algo. Esa es la imagen que la mayoría de occidentales recibe de los medios de comunicación y tiene en su cabeza. Para Rosling, una concepción del mundo excesivamente dramática, estresante y sobre todo, engañosa. Seguir leyendo “Factfulness”

A mis mejores amigos no los he visto nunca

Raymond Chandler es uno de los maestros de la novela policiaca, pero esta recopilación de cartas y escritos inéditos saca a relucir su faceta ensayista con sus pensamientos y reflexiones más intelectuales, que reflejan muchas de las facetas de su vida y de su personalidad -para gozo del lector- independientemente de si se es aficionado o no al género novelesco en el que destacó. A mis mejores amigos no los he visto nunca, es una suerte de autobiografía en la que se repasa su creación literaria, pero sobre todo se descubre la cara más íntima y humana de una existencia marcada por el alcohol y un estado emocional tendente a lo depresivo, que sin embargo le sirvió de palanca para desbordar creatividad y lucidez intelectual. Una vida marcada por profundos contrastes, pues su tormentosa relación con el Hollywood dorado de los años cuarenta y cincuenta -varias de sus novelas se llevaron al cine- le reportó una vida confortable que lo alejó de un pasado vital en el que bordeó la pobreza.

Seguir leyendo “A mis mejores amigos no los he visto nunca”

21 Lecciones para el siglo XXI

 

Yuval Noah Harari se ha convertido en una especie de Rolling Stone del mundillo intelectual. Todos quieren leerlo, asistir a debates en los que participa o presumir de instantánea a su lado. Un historiador israelí que en 2011 publicó -en hebreo- una particular revisión de la historia evolutiva de la humanidad y que se ha traducido a decenas de idiomas, vendiendo hasta la fecha más de doce millones de ejemplares de su libro Sapiens. Ridley Scott prepara una serie televisiva basada en el libro y un sinfín de personalidades relevantes, desde Bill Gates a Barack Obama, aplauden sus opiniones sobre la especie humana. Con estos antecedentes y consolidado pues como un “influencer” del mundo intelectual, vuelve a la palestra con un libro esperadísimo en el que sigue incidiendo en muchos de los debates que planteaba en Homo Deus -obra que siguió a Sapiens- sobre el porvenir de nuestra especie. Seguir leyendo “21 Lecciones para el siglo XXI”

Peter Frankopan, historiador e investigador de la Universidad de Oxford, realiza una innovadora revisión de la historia en su libro El corazón del mundo, una nueva historia universal, desde un punto de vista tan novedoso como emocionante, pero no exento de polémica por lo sesgado que resulta en muchas partes del texto la interpretación histórica del autor. Frente a la tradicional manera de contar la historia humana con Europa como epicentro, Frankopan desplaza a Oriente el foco de atención porque para él Asia (Eurasia más concretamente) es “el corazón” que ha movido los hilos de la historia del mundo. Allí surgieron los grandes imperios de la antigüedad, las religiones, tuvieron lugar las cruzadas y en los últimos cien años la guerra por el petróleo y los conflictos entre árabes, israelíes e iraníes tienen sumido a la región en un conflicto permanente. Frankopan consigue que el lector piense de manera diferente sobre cómo sucedieron determinados hechos, a deshacer tópicos y a sumergirse en la historia de una manera apasionada. Usa las rutas comerciales que se usaron entre China y el Mar Mediterráneo para basar su  particular revisión histórica. La famosa Ruta de la seda -la más conocida- sirve de eje, no obstante el título del libro en inglés es The Silk Roads: a new history  of the world. Esta ruta no solo sirvió para trazar una red de caminos por los que circulaban bienes y personas, sino también ideas, identidades culturales, creencia y costumbres. Este “puente” trazaba una intersección que hacía que lo que pasaba en Oriente repercutiera en Europa y viceversa. El libro puede resultar provocativo por la excesiva parcialidad del autor, que minimiza con ligereza la influencia romana, griega o egipcia en los cimientos de la historia a costa de magnificar la importancia de las culturas asiáticas. Es este empecinamiento lo que penaliza el texto y lo que, a buen seguro, provocará controversia entre historiadores y aficionados a la Historia. La balanza la equilibra la cantidad de datos fascinantes e ideas intrigantes que aporta el autor en una original propuesta que dará mucho que hablar.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑