Buscar

The Book Hunter

Estímulos del pensamiento escrito

Etiqueta

Refugiados

COLONIA ESPERANZA

 En un mundo devastado por un holocausto nuclear, un padre y sus dos hijos emprenden un duro camino en busca de una vida mejor. A lo largo del viaje se descubre qué los ha empujado a salir del sitio en el que habían sobrevivido, a pesar de ser uno de los pocos habitables que quedan en la Tierra. “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable; para los temerosos, lo desconocido; para los valientes la oportunidad”, una cita de Víctor Hugo que sirve a Locubin para abrir la novela y resumir la determinación de los protagonistas del relato.

 La humanidad alcanza avances tecnológicos que parecían impensables hasta hace muy poco, somos capaces salir al espacio exterior y fabricar medicinas que curan prácticamente todas las enfermedades. Sin embargo, la cara B de los grandes éxitos muestra lo que estamos dispuestos a tolerar a cambio del bienestar de una parte de la población. Pobreza, discriminación racial y religiosa, conflictos bélicos y una extensa lista de desequilibrios, ponen de relieve que no todas las vidas humanas se valoran por igual. Norte, sur, este y oeste, no solo son los puntos geográficos cardinales, sino una metáfora del statu quo de la sociedad actual. Cuanto más al norte y más al oeste mas rica y próspera es la sociedad, relegando al sur el papel de secundario, colgándole el cartel de conjunto de regiones deprimidas, conflictivas y dependientes del poderoso norte. Si añadimos la carrera armamentística como histórica herramienta de control y sometimiento, tenemos los mimbres que subyacen en el relato corto de Locubin. Seguir leyendo “COLONIA ESPERANZA”

EL SIMPATIZANTE

Jano era el dios romano de las puertas, los comienzos y los finales. Le atribuían -entre otras cosas- la invención del dinero, la navegación, la agricultura y aseguraba buenos finales. Se le representaba con dos caras opuestas. Su capacidad de mirar en dos direcciones y representar personas con aspectos del carácter muy disímiles entre sí, sirve para calificar de janosianos a las personas que son capaces de ver las dos caras de las situaciones. Eso afirma ser –janosiano– el protagonista de El simpatizante, la novela de Viet Thanh Nguyen, ganadora del premio Pulitzer. “Soy un espía, un durmiente, un fantasma, un hombre de dos caras. Tal vez no es sorprendente que yo también sea un hombre de dos mentes. No soy un mutante incomprendido de un cómic o una película de terror, aunque algunos me han tratado como tal. Soy simplemente capaz de ver cualquier problema de ambos lados”. Así comienza el relato de Nguyen, con unas palabras del protagonista similares a las pronunciadas en Un hombre invisible de Ralph Ellison, cuyo protagonista y narrador comparte también  el hecho de no tener nombre. Las primeras páginas dan pronto pistas al lector de que se enfrenta a muchas novelas dentro de la misma, a novela de guerra, de espías, de inmigración, de política y hasta de ideas, una mezcla que por momentos resultará excesiva y confundirá sobre hacía donde pretende dirigir la historia el autor pero que esboza y destierra con ingenio muchos tópicos de la guerra de Vietnam, tantas veces vista en cine y televisión desde una perspectiva 100% estadounidense.  Seguir leyendo “EL SIMPATIZANTE”

COMODIFICACIÓN

Una commodity es todo bien que tiene valor o utilidad, pero con un nivel muy bajo de diferenciación o especialización. El trigo, por ejemplo, es una commodity. Este cereal es un bien de consumo con una calidad mínima estándar, es decir, no existe diferencia sustancial entre el recolectado en una finca de España o una de Chile. Un ordenador, sin embargo, no es una commodity porque existe un nivel importante de diferenciación, tanto en el producto como en las ganancias que se obtienen con su venta. Habitamos un mundo que todo lo mira bajo el prisma de la economía, encaminado a un sistema basado en lo que el nobel de economía Joseph Stiglitz define como “un dólar, un voto”. El mundo de las finanzas ejerce su yugo implacable y nos empuja a convertir en commodity todo lo que sea susceptible de poder intercambiarse en el mercado bursátil. Por ejemplo, algo tan elemental como el derecho vital a tener una vivienda está sometido a la dictadura financiera, porque las casas ya no están pensadas para ser habitadas, sino para ser rentables. Seguir leyendo “COMODIFICACIÓN”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑