El organigrama de una familia del crimen organizado o sindicato refleja la estructura administrativa de una corporación empresarial. En el vértice de la pirámide hay un jefe o director ejecutivo, por debajo del cual están el segundo al mando (jefe de operaciones) y un consejero (consejero general). Luego le siguen los capos (vicepresidentes) y los soldados (empleados de bajo nivel que cumplen las órdenes de los jefes). Al igual que las corporaciones, los grupos criminales confían a menudo en asesores externos.

Louis Ferrante es un antiguo miembro de la Mafia estadounidense que cumplió ocho años de prisión por negarse a delatar a otros miembros del clan de los Gambino. Tras su puesta en libertad escribió un primer libro de memorias sobre su paso por la mafia, y posteriormente este libro con el que pretende extraer determinados comportamientos, mecanismos y estrategías organizativas que rigen las estructuras de la «cosa nostra» y que, en su opinión,  pueden aplicarse de manera legal a cualquier organización para alcanzar el mismo éxito empresarial que desafortunadamente consiguen alcanzar estas organizaciones criminales.

Seguir leyendo «APRENDA DE LA MAFIA, lecciones para el éxito en su empresa LEGAL»