Estamos introduciendo una segunda especie inteligente en la Tierra sin pensar en las implicaciones trascendentales que tendrá en el futuro. El despegue definitivo de la inteligencia artificial (IA) está levantando algunas voces en la comunidad científica y tecnológica sobre la necesidad de reflexionar al respecto. La noción de los robots de aspecto humanoide como algo que aún suena a ciencia ficción nos distrae del hecho de que muchas máquinas y ordenadores ya alcanzan capacidades increíbles. Hay avances notables en nanotecnología, la comunicación entre máquinas y el procesamiento de datos (big data) alcanza volúmenes difíciles de asimilar y el desarrollo de la capacidad de aprendizaje de las máquinas y la computación afectiva- aún en fases embrionarias- presentan prometedores resultados. La conducción autónoma o los drones sólo son la punta de lanza.

Seguir leyendo “EL AUGE DE LOS ROBOTS”