Empresas, gobiernos, equipos deportivos o familias, todos se valen de estrategias para avanzar. Cuando pensamos en objetivos que queremos alcanzar, necesitamos fijar el proceso de ideas anticipadoras referidas a acciones destinadas a conseguirlos y además establecerlas de acuerdo a nuestras posibilidades. Eso es una estrategia. Marcamos estrategias -más o menos trabajadas- para casi todo lo que se nos ocurra.¿Cómo aplicar una política económica en el país? ¿Cómo estructurar el gasto familiar para poder adquirir una vivienda? ¿Qué estudios quiero seguir, cómo los voy a pagar y en qué buscaré empleo posteriormente? ¿Cómo ahorraré dinero para la jubilación? Una estrategia es mucho más que un plan. El plan secuencia una serie de acontecimientos que te lleve de un estado a otro. La estrategia surge cuando hay conflicto real o potencial de intereses, cuando se pretende frustrar los planes de otro porque divergen de los nuestros y cuando se requieren soluciones y decisiones que conllevan riesgos y compromisos de cierta entidad. Sobre esta concepción de estrategia, el libro de Lawrence Freedman hace un contundente repaso histórico de lo que ha significado y significa para el ser humano. Seguir leyendo “ESTRATEGIA”