Scott Kelly es el primer astronauta -y por ende el primer humano- que ha estado un año completo viviendo en la Estación Espacial Internacional. El objetivo: recabar datos que ayuden a entender cuáles son las consecuencias para el cuerpo humano de vivir períodos prolongados de tiempo en ingravidez,  así como los efectos de la radiación cósmica fuera de la protección de la atmósfera terrestre. Puesto que su hermano y gemelo, Mark Kelly,  también es astronauta -a ver que otros padres pueden presumir de un logro semejante- el valor científico de Scott aumenta considerablemente. Al tener un patrón genético casi idéntico con el que poder comparar, los cambios que experimente su cuerpo en los años venideros ocasionados por esta experiencia espacial se podrán estudiar mucho mejor.

El libro cuenta en primera persona esta peculiar aventura espacial y aprovecha para relatar de manera autobiográfica cómo fueron los pasos de Scott Kelly -resumidos en diferentes momentos claves de su vida- desde la infancia hasta llegar a convertirse en astronauta. Seguir leyendo “RESISTENCIA, un año en el espacio”