De Philip Kerr leí hace un par de años Mercado de invierno, atraído por su fama de buen novelista, pero no hubo feeling y di la espalda al autorFallecido en marzo de 2018, se han reeditado algunas de sus novelas más conocidas y le he dado otra oportunidad leyendo las primeras que le lanzaron al estrellato. Recopiladas como la Trilogía de Berlín, confieso que ha sido un acierto y un entretenimiento veraniego. Novela negra que recuerda poderosamente en su estilo a novelas detectivescas tipo Agatha Christie o las de espías que se fraguaron durante la Guerra Fría. En realidad y de carácter general, los enfoques de Christie o de escritores tan célebres como Le Carré consisten en transmitir calma ante el crimen. El aire melancólico con el que suelen plantear escenarios e impregnar de una buena dosis de ironía al detective o espía de turno son elementos de manual, y hay que decir que Kerr los usa a la perfección en esta Trilogía de Berlín. Al contrario que hoy día, donde parece que el crimen y la maldad son algo estructural – y las novelas del género así lo asimilan- estos clásicos solían plantear que no había nada malo en el mundo, que generalmente el crimen de turno era cuestión de una manzana podrida que, una vez localizada, podía eliminarse. En cierta modo, así funciona esta trilogía, cada una con su historia y particular caso que resolver por Bernie Gunther, que así se llama el detective protagonista. Seguir leyendo “TRILOGÍA BERLINESA”