No es agradable admitir un error. Cuando decidimos hacerlo,  ya sea delante de los colegas de trabajo o en nuestro círculo más cercano,  se convierte en una lucha interna entre reconocerlo o barrerlo debajo de la alfombra. La naturaleza humana está programada para invitar al optimismo y asumir que el éxito está a la vuelta de la esquina, por lo que gestionamos muy mal afrontar las equivocaciones.  La lectura de un artículo sobre este tema en Harvard Business Review, escrito por Dorie Clark y centrado en el ámbito laboral, me dio pie para este post con el que recomendar algunos textos que pueden ser muy útiles para aprender a gestionar estas situaciones.  Seguir leyendo “QUÉ HACER DESPUÉS DE UNA MALA DECISIÓN”