Cathy O´Neil –matemática- trabajó durante buena parte de su carrera en Wall Street para un Fondo de Cobertura, convencida de que “las matemáticas proporcionaban un refugio limpio del desorden del mundo real”. A raíz de la crisis mundial de 2008, O´Neil detectó que ese concepto de las matemáticas se estaba distorsionando de una manera perversa al comprobar cómo se usaban en algunos campos del mundo real. Vio que muchos de los algoritmos y modelos matemáticos que se usan hoy día son Armas de Destrucción Matemática -título que da pie a este libro- que fomentan la desigualdad y la injusticia. Escribió el libro para mostrar el lado menos bueno del Big Data con la esperanza de que seamos capaces de cambiar nuestra perspectiva y manejo de las matemáticas algorítmicas.

Después de leerlo se entrevén dos mensajes claros:

  1. Los modelos predictivos nunca son neutrales y tienden a reflejar objetivos e ideologías de quiénes los crean.
  2. Los modelos matemáticos deben ser nuestras herramientas, no nuestros maestros; deberíamos ser nosotros los que dictemos cómo deben funcionar y no que nosotros funcionemos en base a lo que ellos dictaminan con sus resultados.

Seguir leyendo “ARMAS DE DESTRUCCIÓN MATEMÁTICA”