En España cualquiera con más de cuarenta años recuerda de su adolescencia los viajes a la segunda residencia, ya fuera al pueblo o la playa, porque durante muchos años el sueño de toda familia española era poseer una segunda vivienda. No es que ahora no sea parte de la ambición familiar pero, crisis económica aparte y sus consecuentes limitaciones presupuestarias para adquirir y consumir bienes de cualquier tipo, hoy en día la mejora sustancial de las comunicaciones y la globalidad nos alinea en tendencias de todo tipo, entre ellas el modo de aprovechar nuestras vacaciones. Ahora nos gusta viajar y cambiar con frecuencia de lugar vacacional.

Seguir leyendo “LA CASA”